1. Tonos neutros y acentos de color. Los tonos neutros dan elegancia y tradición pero combinados con algo más llamativo, puede resultar aún más decoroso.
  2. Cueros y pieles. Estos elementos son indispensables en la decoración de interiores de lujo. Úsalos como texturas o tejido de tu mobiliario.
  3. Cuadros y obras de arte. Cuadros decorativos, esculturas, lo significativo es que encaje con la decoración de tu casa.
  4. Espacios funcionales. Nada exagerado, todo va a la función de lo que realmente necesita.
  5. Decoración con vidrio. Eres un elemento mágico.  Puede darle mucha luz a tu hogar.