Si te das la mano con el estilo de decoración minimalista, échale un ojo a estás ideas:

  1. Menos es más.
  2. Sencillo, simple, ordenado.
  3. Muebles con colores similares al del suelo y paredes.
  4. Superficies lisas.
  5. El vidrio y las piedras son claves en este tipo de decoración.