Para remodelar y darle un aire nuevo a tu casa, no necesitas de mucha inversión, pero sí de mucha creatividad. Acá te dejamos algunas ideas fáciles, sencillas y bonitas:

  1. Decora con tus vajillas. Muchas veces nos quedan juegos disparejos de platos y no sabemos qué hacer con ellos o como combinarlos en nuestra mesa. Entonces una opción es colgarlos sobre una pared unicolor, que incluso también puedes pintar según sea el estampado de tu vajilla.
  2. Crea un tablero: ¿Te gustan las cosas originales? Bueno, puedes colocar la frase que más te guste en un pedazo de madera plano y liso y decorar con esto algún espacio de la casa, puede ser la sala, tu habitación.
  3. Usa tus tazas. A veces creemos que las tazas blancas no nos van a funcionar para nada, pero cuando hablamos de decoración, todo cuenta. Puedes comprar pintura negra para porcelana y crear un diseño que te represente o signifique algo para ti.